Entrevista con Black Stone Cherry [Escenario Vader #07]

La banda de Hard Rock Sureño, Black Stone Cherry, estuvo de gira por nuestro país hace algunos meses y tuvimos la oportunidad de compartir una charla con sus miembros en el camerino de la Sala Razzmatazz de Barcelona. Hablamos del turbulento pasado de la banda en su periodo con Roadrunner Records y de su brillante presente autoproducido.

El pasado, el presente y el futuro de Black Stone Cherry de la boca de su vocalista, Chris Robertson y su batería, John Fred Young.

Transcripción de la entrevista:

Chicos la última vez que os vi fue en el 2009, en Barcelona, ya hace mucho tiempo. Recuerdo que Ben debería tener menos de 18 años.

BSC: Aún tiene menos de 18 años. Siempre tiene esta pinta. Sí, se ha hecho demasiado largo desde la última vez. Nos hemos quejado muchas veces a nuestra agencia de contratación. “Llévanos a España”, le decíamos, porque solo hemos hecho un par de conciertos hace muchos años y al final siempre acabamos yendo a Francia, Italia y donde sea y no sé por qué no nos han traído. Pero ahora ya estamos aquí, tío, y estamos muy emocionados.

Seguro que sí. Recuerdo que anunciasteis una gira por aquí hace un año o dos pero nunca se celebró. ¿Qué pasó?

BSC: Estábamos reventados. Fue el primer concierto que anulábamos desde 2009. Teníamos asuntos familiares y lo pospusimos. Pero aquí estamos tío, con muchas ganas de rockear. Estamos emocionados. Muy emocionados.

Estamos súper contentos porque os vimos en medio de la gira de Folklore & Superstition y ahora ya venís con vuestro sexto trabajo. Habéis crecido mucho!

BSC: Sí, tal y como te comentaba ha pasado demasiado tiempo. Prometo que nunca más volverá a pasar todo este tiempo hasta que volvamos a venir. Es difícil porque a veces tienes mucho éxito en áreas muy amplias y toda la gente que trabaja para tu banda quiere llevarte a sus áreas. Obviamente todo va bien, todos hacen su dinero, eso es fantástico, pero nosotros queremos tocar Rock & Roll para gente de alrededor del mundo, no solo ir a los sitios donde otras personas ganan dinero.

Seguro que sí. Tengo la sensación de que el público de Black Stone Cherry es muy diferente de Europa a Norte América. No sé cómo debe ser ahí.

BSC: En realidad se parecen bastante. Nosotros no hemos sonado nunca en la radio de los Estados Unidos. No nos pinchan, tío. Dicen que sonamos demasiado sureños o demasiado poco, lo que sea. Hemos sido muy afortunados de poder desarrollar una base de fans fuera de los Estados Unidos y muchas veces eso te supera. Llevamos en esto 9 años y mucha gente viene a vernos. Muchas bandas quedan olvidadas 9 años después. Nosotros somos muy afortunados. En los Estados Unidos es complicado porque no somos masivos, pero tenemos un núcleo de fans muy duro, tenemos una especie de grupo oficial de fans en Facebook que ellos mismos han hecho y es genial. Nosotros publicamos ahí de vez en cuando. Es emocionante ver como crecemos alrededor del mundo, y eso es mucho mejor que ganar estatus en los Estados Unidos.

Es genial. Siempre pienso que la música de Black Stone Cherry queda entre dos aguas. Porque a mí me flipa, y a la gente que también le gusta, en general, son fans. Pero no conozco a mucha gente que diga sí, me molan dos o tres temas y ya está. Tengo la sensación de que o eres fan de Black Stone Cherry o no lo eres. ¿Lo véis así vosotros?

BSC: Sí, de hecho la sensación que tengo yo es que somos una de esas bandas que o bien hay gente que no le gustamos o gente que está loca por nuestra música, las canciones, las caras B… Creo que es porque somos una banda y tenemos este estilo de vida. Es un movimiento, una cultura…. además claro, compartimos aquella música con la que hemos crecido, Lynyrd Skynyrd, Led Zeppelin y todas esas bandas, aunque nunca hemos pretendido ser una de ellas, si no que son influencias que tenemos y que la gente detecta. Es genial, estamos agradecidos a toda la gente que nos sigue y nos apoya.

Ahora ya tenéis seis discos en la calle, estáis presentando Family Tree, vuestro último trabajo y me parece genial, porque erais una banda muy joven, y desde vuestro primer disco habéis ido recibiendo diferentes influencias a lo largo de vuestra carrera. No es tan habitual porque hoy en día muchas bandas ya tienen cierta edad, tiran de una influencia y ya está, pero en vuestro caso hay cambios de un disco a otro, hay movimiento. ¿En este último disco podemos decir que os habéis acercado más al Soul y a este tipo de géneros musicales?

BSC: Sí tío, claro. Aquí hay una cosa. Nosotros lanzamos nuestro primer disco a la calle, luego Folklore & Superstition, y después de estos dos discos, nuestra anterior discográfica nos presionó mucho para que fuéramos realmente exitosos en la radio. Nos apretaron mucho en esa dirección. Escribimos canciones con ese objetivo. Ahora veo más que nunca que los discos son fotografías de quién somos en cada momento. Creo que con el disco Familiy Tree… Bien, hicimos el EP Black To Blues antes de grabar Family Tree, y realmente pienso que se encendió un fuego en nuestro interior para volver a escribir música con sentimiento en vez de música solo por ser música. Al final todo esto lo hacemos porque nuestra pasión en la vida es crear música, pero la razón por la que hacemos todo esto es porque alguien antes que nosotros tocó música y nos transmitió un sentimiento que no podíamos alcanzar de ninguna otra forma. Con el nuevo disco quisimos que la gente sonriera, que fuera un disco con el que la gente bailara. Hay demasiada mierda negativa en el mundo y no necesitamos ni un poquito más, sabes? Así que intentamos transmitir todo este positivismo, y paz y amor y hacérselo llegar con el poder del Rock & Roll.

La verdad es que no conocía este episodio. Vuestro tiempo en Roadrunner Records debió ser duro, ¿no?

BSC: Los primeros discos fueron geniales. Había gente trabajando que era muy buena y que abandonaron Roadrunner y ahora están con nosotros en nuestra nueva discográfica, Mascot. Nunca diré que fue una experiencia horrible porque aprendimos mucho. Hasta de las cosas malas puedes sacar algo bueno. Y de los errores que cometes en la vida, y lo que te obligan a hacer que no quieres hacer, detrás de todo eso hay lecciones muy valiosas. No fue horrible pero fue muy exigente. Espiritualmente nos sentimos derrotados, y nos costó algunos discos por el camino. Soy un firme creyente de que todos los discos que hemos publicado hasta ahora son fantásticos y la mejor representación de lo que hacíamos en ese momento. Pero con los últimos discos tengo la sensación de que hemos cerrado el círculo. Siento otra vez la magia y el espíritu que había en los dos primeros trabajos. También las canciones son distintas. Antes cantaba sobre ir de fiesta con una chica pero ahora canto canciones sobre mis hijos. Entonces podríamos cantar más sobre alcohol y la luz de la luna pero al final todo corre en círculos, sabes?Tengo la sensación de que volvemos a estar en la dirección en la que empezamos antes de que todo se contaminara por la industria y su poder.

Me sorprende mucho esto que me comentas porque a mi siempre me ha gustado mucho vuestro primer disco, vuestro segundo disco, incluso el tercero, pero en cambio, los otros no me gustan tanto, sin embargo, este último sí que me vibra. Siempre he pensado que Black Stone Cherry es una banda de raíces, que canta sobre la familia, sobre los sentimientos…

BSC: Y siempre nos hemos intentado mantener en esa línea. Pero cuando tienes gente que te dice, haz esto en el disco o no lo vamos a sacar, y ya has escrito 60 canciones, y es como, ya lo hemos hecho tío, pero por suerte esos días hace tiempo que pasaron y con el Kentucky, el disco de Blues, Family Tree, es como que hemos vuelto a donde teníamos que estar, hacemos los discos como nosotros queremos, nos los autoproducimos, desde la mezcla hasta el diseño, todo lo hace la banda. Así que cuando hacemos este producto supone un 100% de representación de lo que nosotros hacemos.

Una cosa que también siempre me ha sorprendido es que siempre habéis sido los mismo 4 chicos. ¿Cómo os sentís acerca de esto?

BSC: Somos una banda, tío. Es responsabilidad de los 4 hacer que todo esto funcione. Los 4 tenemos un contrato discográfico como banda. Conozco muchas bandas que el contrato solo lo tiene el cantante, o el cantante y el guitarra, y luego se rodean de gente que les haga buenas canciones. Para nosotros siempre se ha tratado de estar en una banda, en una banda de verdad. Nos peleamos y nos mandamos al infierno los unos a los otros, pero al mismo tiempo, a los 10 minutos, nos decimos, “Eh, tío, te quiero”, nos abrazamos y todo continúa. John Fred y yo llevamos siendo amigos 27 años, con John desde hace 20 años y con Ben desde hace 17. Éramos todos amigos antes de que comenzara la banda. Hemos pasado por mucha mierda juntos. Hubo un periodo que no tenía nada claro si quería seguir haciendo esto más tiempo, porque estaba luchando con mogollón de cosas. Pero estos chicos no me dejaron tirar la toalla, no quisieron perder la fe en mí, sabes? Y salimos adelante juntos, y esto es algo que no se puede decir de muchas bandas. Y no quiero faltar al respeto a todas esas bandas que tienen muchos cambios de formación, cada uno hace lo que hace para tirar adelante su trabajo, pero para nosotros, si no estamos los cuatro, no hay Black Stone Cherry. Es fácil, o los cuatro, o nada.

Nos encontramos pues en un momento de renacimiento con este nuevos disco, este nuevo sello, siendo los cuatro juntos com osiempre.. Estáis haciendo la gira con Monster Truck. ¿Los habéis escogido vosotros?

BSC: Sí, nos flipan Monster Truck. Desde que salió su primer disco, bueno, de hecho, antes de que saliera el primer disco, un buen amigo mío me dijo tío, tienes que escuchar esta nueva banda, Monster Truck. Nos flipó desde el primer momento, el tío nos conoce muy bien, y nos puso Sweet Mountain River y fué como “Hostia puta esto es flipante”. Ellos son también una banda malota de Rock & Roll, sin trucos, cruda, 4 tipos en el escenario tocando auténtico Rock & Roll y nada más. Y eso es lo que me alucina de ellos.

Creo que cuadran muy bien con Black Stone Cherry, así que va a ser brutal. Dos por uno.

BSC: Queremos hacer muchas más cosas con ellos en el futuro. Son brutales.

¿Tenéis algunos planes de futuro que me podáis contar?

BSC: Tío, somos una banda en la carretera. Hay grupos que son bandas a la carrera, nosotros somos una banda en ruta. Estamos en gira, sabes? En algún momento del año que viene trabajaremos en nueva música pero por ahora, hasta donde puedo ver, estaremos en la carretera, con este nuevo disco. Ojalá podamos volver aquí, a Barcelona, pronto, antes del año que viene, de verdad me encantaría.

Una pequeña pregunta. En nuestro programa de radio hablamos de Rock & Roll pero también de cosas frikis, como cómics, videojuegos… Pasáis mucho tiempo en la carretera. ¿Tenéis algún hobby compartido? Como leer, ver películas…

BSC: Mi hobby es pasearem por tiendas de vapeadores. Dejé de fumar cigarrillos, llevaba fumando 17 años, y lo dejé en Marzo. Nunca he vuelto a tomarme un cigarro desde entonces. Y me puse a vapear. Y estoy muy metido en el tema de hacerte tus propias mezclas, y todo eso. También me gustas mucho trabajar con Pro Tools. Me pongo a mezclar, por ejemplo, a una banda de casa, que son muy buenos, una banda de Blues… Ese es mi mayor hobby en la carretera. Toquetear audios, y escuchar, y mezclar discos y este tipo de cosas.

¡Muchas gracias por vuestro tiempo, hoy seguro que vemos un buen concierto, y por favor, venid más a menudo!

BSC: Lo haremos. Te lo prometemos. Gracias!

Entrevista con Black Stone Cherry [Escenario Vader #07]
5 (100%) 1 vote
Hotel Vader
Hotel Vader
Yo soy tu podcast
¿A qué se dedica?
Podcast de ocio alternativo y Rock and Roll.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top