Curiosidades que no sabías del primer Resident Evil

Han pasado 22 años desde que salió a la venta el primer Resident Evil (Biohazard para los japos) y aún a día de hoy, seguimos descubriendo nuevos detalles de esta obra maestra del Survival Horror.

Antes de continuar, si eres de aquellos que cree que el Resident Evil 4 fue una buena idea y un soplo de aire fresco, o que la historia del 6 mola bastante, por favor, márchate…

¡Vamos a ello!

Al principio iba a ser un juego en primera persona

Cuando Shinji Mikami empezó planear un futuro “juego de terror” por encargo de Capcom, tomó como referencia Sweet Home, una aventura (de la propia Capcom) para la NES y que tenía como origen la película homónima que se desarrollaba en una mansión.

El primer concepto de Mikami era que el juego debía desarrollarse en una mansión, pero que además de enfrentarnos a zombis y mutantes, también lo haríamos a espíritus y fantasmas, siempre en primera persona. La idea no prosperó al ser más ambiciosa que la propia potencia de la PSX.

La edición de PC contiene dos armas extras exclusivas

Una vez acabado el juego en menos de tres horas, además de desbloquear el clásico lanzamisiles, obtendremos un arma extra dependiendo del personaje con quien hayamos jugad:; La Ingram para Jill y la Minimi para Chris.

 

El modelado y las skins de todos los personajes de la edición de Sega Saturn son distintos a los de la PSX y PC

La Sega Saturn era .top a la hora de mover sprites en 2D, pero lo suyo no eran los 3D y las transparencias, así que en Capcom tuvieron que rehacer y simplificar todos los modelados de los personajes y así evitar problemas de rendimiento y mofas del personal.

Los extras de Sega Saturn

No todo iban a ser cosas malas. La edición de Sega Saturn contó con dos atuendos exclusivos para Jill y Cris (este último muy parecido a los primeros bocetos descartados de Leon), un nuevo enemigo (The Tick, que viene a ser un Hunter con una cabeza distinta), un segundo enfrentamiento con un Tyrant dorado y un modo Batalla.

Wesker zombi

Si llegáis hasta un punto del laboratorio subterráneo de Umbrella en el modo Batalla de la Sega Saturn, podréis encontraros a Wesker convertido en zombi y petarle la olla con lo que prefiráis.

Las cartas de Trevor

Una de las novedades que se añadieron en el Resident Evil Remake de Nintendo Gamecube fue la presencia de George Trevor, el arquitecto y creador de las trampas por encargo de Ozwell Spencer de la mansión de las montañas Arklay y de todas sus trampas.

Lo curioso es que este personaje ya existía en las versiones preliminares del Resident Evil de Playstation, pero finalmente su presencia y todos los documentos que encontrábamos a lo largo de nuestra aventura fueron desechados.

En el siguiente enlace podéis encontrar una transcripción de las cartas originales: http://www.angelfire.com/pa4/rebeta/TREVORSLETTERS.html

La experiencia de juego iba a ser cooperativa

En las primeras versiones del juego se podía ver a Chris y a Jill recorriendo juntos los pasillos de la Mansión Spencer. Shinji Mikami desechó rápidamente la idea al no funcionar todo lo bien que quería. Más tarde retomaron el modo cooperativo con Resident Evil Zero y su Zapping System.

Existieron dos personajes secundarios distintos a Barry y a Rebecca

Sus nombres eran Dewey y Gelzer y la verdad es que tenían una pinta chunga a más no poder. Dewey era un afroamericano que supongo que sería el risitas y el primero en morir y Geltzer era, pues eso, un ciclao con un ojo láser. Menuda puta mierda.

Una continuación que dio para leyendas urbanas

Justo un año después de salir Resident Evil para PSX, salió para la Sega Saturn. Capcom decidió no trabajar a la vez en ambas versiones, sino acabar una y luego la otra. Mientras trabajaban en la versión para Saturn una parte del equipo empezó a hacer la preproducción del Resident Evil 2.

Varias de esas ideas que no cuajaron se acabaron transformando en los extras de la versión de Saturn (un segundo Tyrant dorado, traje de Chris basado en un diseño descartado para Leon…).

Una idea/argumento descartada para el futuro Resident Evil 2 era la siguiente: dos nuevos personajes volverían un año más tarde a los restos de la Mansión Spencer que habían quedado después de la explosión a recabar información de lo que allí había sucedido. Al llegar, todo estaría en ruinas y comido por la vegetación. Los nuevos enemigos eran zombies que habían sido a su vez infectados por un tipo de planta mutante (concepto que se retomaría en uno de los escenarios de Resident Evil Outbreak 2) y plantas que se moverían y nos atacarían (que son las que aparecen en el Resident Evil 2). Todo esto se descartó muy pronto por lo complicado de tener que volver a rehacer los escenarios y la poca novedad que supondría para el jugador.

La leyenda urbana viene gracias a las malas traducciones de una entrevista concedida por Yoshiki Okamoto (supervisor de Resident Evil 2) a la revista japonesa Fumitsu y a la mente calenturienta de la peñita de internet.

En la entrevista, además de contar todo lo anterior acerca de Resident Evil 2 también habló del desarrollo del Rockman Dash, del que era también productor (bautizado en el resto del mundo como Megaman Legends). En algún punto, alguien tuvo un cruce de cables muy chungo y mezcló en la traducción Resident Evil con Rockman Dash y de ahí salió Resident Evil Dash, un juego ambientado entre el Resident Evil 1 y el 2 y que nunca existió. Repito, nunca existió, aunque lo digan los de Vandal.

Aquí podéis leer una entrevista muy interesante sobre ello: http://shmuplations.com/residentevil2/

Y hasta aquí me da la vida para contaros unas cuantas curiosidades que puede que sí o puede que no supieseis del primer Resident Evil. Si me he dejado alguna, no dudéis en contárnosla para plagiarla en un próximo artículo y llevarme todo el crédito.

 

Víctor
Víctor
Niño Rata
¿A qué se dedica?
Control de plagas especializado en niños-rata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top